Principal / NOTICIAS / Volkswagen presentó la séptima generación del Jetta.

Volkswagen presentó la séptima generación del Jetta.

Por Enrique Kogan – Puros Autos

Volkswagen ha está lanzando una nueva línea de SUV y hablando de los nuevos vehículos eléctricos que llegaran en unos años, pero no deja de lado su línea de vehículos que le han dado satisfacciones. Y uno de ellos es el Jetta.

La automotriz alemana, presentó el nuevo Volkswagen Jetta del 2019, el que pudimos probar durante un día en el área de Raleigh-Durham, en Carolina del Norte.

Volkswagen ha vendido 17 millones de Jettas en toda su historia, incluidos 3 millones solo en los Estados Unidos, por lo que la automotriz no deja de poner énfasis y darle un toque más americanizado al Jetta de séptima generación.

Al igual que la última versión del Golf, que se asemeja de muchas maneras, aunque con un baúl adicional, el nuevo sedán se basa en la arquitectura MQB de Volkswagen.

Esta flexible plataforma ha permitido a la automotriz adaptar el Jetta específicamente para los mercados de América del Norte y China.

Que cambió para el 2019

Y el cambio se ve de primera, ya que el nuevo Jetta presenta un aspecto más elegante y más limpio para este modelo de nueva generación.

El diseño es más nítido, más limpio y más moderno que el sedán saliente, con un techo en forma de coupé muy bien barrido, y paneles del cuerpo más arrugados, que le da una nueva línea de carácter sólido.

Mientras que el nuevo Jetta adopta una versión más prominente de la conocida parrilla de tres barras de la marca, hay pliegues distintivos en el capó, enmarcado por estrechos faros LED.

Una mirada más cercana revela cortinas de aire en la parte delantera que están diseñadas para reducir la turbulencia alrededor de las ruedas. También hay persianas de rejilla activas y paneles bajos esculpidos.

El diseño barrido por el viento produce un coeficiente de resistencia de 0,27, lo que se traduce en un mejor rendimiento y ahorro de combustible, así como en un menor ruido del viento.

Este nuevo Jetta es ligeramente más grande que el modelo saliente. La distancia entre ejes crece 1,3 pulgadas, a 105,7 pulgadas, la longitud total se extendía a 185,1, o 1,7 pulgadas adicionales. Es casi una pulgada más ancha, a 70.8 pulgadas, y un pelo más alto, a 57.4 pulgadas.

Esos números logran a las personas experimentar con un superior interior, donde hay mucho más espacio para la cabeza y las piernas. Pero el maletero se redujo de 16 a 14 pies cúbicos.

Estilo Interior

Su interior  es más elegante con acabados más bonitos y materiales mejorados, mejorando lo que lo que hemos visto en el segmento compacto de Volkswagen.

Hay varios opciones en su interior, que incluyen una pantalla táctil de ocho pulgadas con navegación disponible, iluminación ambiental de 10 colores, una pantalla digital para cabina de 10.25 pulgadas y un sistema de audio Beats de 400 vatios y siete parlantes.

Otras opciones incluyen una pantalla táctil de ocho pulgadas con navegación disponible, iluminación ambiental de 10 colores, una pantalla digital para cabina de 10.25 pulgadas y un sistema de audio Beats de 400 vatios y siete parlantes.

Para aquellos que son amantes de la buena música en el interior de sus autos, el Jetta ofrece un hermoso sonido, con una excelente puesta en escena de los instrumentos.

 

Motor y transmisión

 

Bajo el capó, el nuevo Jetta usa el familiar motor de 4 cilindros turboalimentado de 1.4 litros en línea, con 147 caballos de fuerza y 187 libras de torque, aunque con transmisiones que son nuevas.

La transmisión manual de seis velocidades solo está disponible en el modelo base, pero no se siente tan barato como el de cinco velocidades que reemplaza.

La transmisión automática también se ha actualizado de seis velocidades a ocho, lo que ayuda al nuevo Jetta a obtener las mismas estimaciones de ahorro de combustible de la EPA independientemente de la elección de transmisión, con 30 mpg en ciudad, 40 en carretera y 34 combinados.

Como muchos de otros modelos de Volkswagen, el Jetta tiene un modelo de R-Line disponible, con detalles de rendimiento, pero sin modificaciones en el tren motriz.

Para aquellos que exigen aún un mejor rendimiento, esperen el paquete turbo de 2.0 litros para el próximo Jetta GLI, que llegará dentro de un año.

Seguridad

Viene de serie con frenos de disco antibloqueo, airbags laterales delanteros y laterales de cortina. Hay una serie de sistemas de asistencia para el conductor disponibles, incluso, el automóvil base tiene una cámara de respaldo y un sistema de frenado post-colisión, un sistema diseñado para evitar choques secundarios.

Existen otras características, como la detección de punto ciego y la advertencia de colisión frontal, que están disponibles en un paquete de bajo precio y vienen de serie en las versiones de acabado superiores, como el modelo Premium.

En carretera

Recorrimos un promedio de 140 millas por las carreteras de Raleigh-Durham, que incluía una combinación de carreteras urbanas y rurales, autopistas y sinuosas carreteras de dos carriles, donde el Jetta se comportó correctamente.

En la carretera es muy cómodo y tranquilo y cómodo, pasando baches grandes y pequeños. La dirección es bastante precisa, dobla excelentemente en las curvas, y su andar se asemeja a un modelo de sedan hecho en estas tierras.

La transmisión automática de ocho velocidades, tiene tres modos de manejo, Eco, Normal y Sport y una cuarta que incluye la configuración personalizable.

El modo Sport aprieta la dirección, así como el control y la transmisión del acelerador y funciona de maravilla a través de curvas agresivas.

Pero, a no equivocarse, se americanizó, pero no es un Chevy o un Ford, porque en la mayoría de las carreteras el Jetta conduce como un Volkswagen clásico, lo que es razonablemente ágil, con la capacidad de moverse cómodamente a través de cerradas curvas.

Conclusión

A raíz del escándalo de las emisiones de diésel,  la marca ha adoptado un enfoque más conservador, que lo coloca más a la altura de los competidores asiáticos y estadounidenses.

VW ha intentado simplificar el proceso de pedido tradicionalmente complejo combinando opciones clave en paquetes. De hecho, los precios para el Jetta del 2019 han bajado de $ 300 a más de $ 1,800 en comparación con los modelos 2018.

La única excepción es el Jetta SEL Premium de nueva generación, que agrega $ 700 más.

El modelo base el S con transmisión manual comienza en $ 18,545, la automática llega a $ 19,395.

La R-Line salta a $ 22,995, y una SEL con mucha carga se incluye en $ 26,945. No se olvide de agregar $ 850 por gastos de envío.

Los compradores también deben tener en cuenta la mejor garantía de parachoques y paragolpes de seis años / 72,000 millas de VW que puede transferirse a un nuevo propietario.

Creo que esta vez la automotriz dejo de lado su enfoque europeo y se alineo a los japoneses y coreanos para lograr un sedán bien al gusto del consumidor americano.

El tema que hay que ver, es cómo el consumidor responde al Jetta en un mercado que se ha vuelto loco por los SUV’s, y está dejando los sedanes de lado.

Noticias relacionadas

Sepa que automóviles se pudieran convertir en clásicos y aumentar su valor.

Por Yeudis Silva La consultora Hagerty Vehicle Rating rastrea el rendimiento de un vehículo en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by honkatech.com