Home / NOTICIAS / Los borrachos de parabienes, ya que el Whisky pudiera alimentar el motor de su auto
whisky

Los borrachos de parabienes, ya que el Whisky pudiera alimentar el motor de su auto

Usted esta conduciendo de noche y con una botella de whisky al lado. Pero pasa lo peor, un policía lo observa y lo para.

Pero no se preocupe, que ya tiene algo que decirle. “Oficial el Whisky que llevo es para cargar de combustible el automóvil, por si no consigo cargarlo antes de llegar a casa”. Esto es ciencia ficción? …….No, esto es posible gracias a una alternativa de combustible que pronto pudiera llegar.

La empresa biotecnológica Celtic Renewables con sede en Edimburgo, Escocia, está encabezando el esfuerzo de convertir los desechos de las destilerías de whisky en biobutanol, una alternativa viable a la gasolina, que no requiere modificaciones del motor.

El biobutanol podría reemplazar un millón de litros de combustible convencional en los próximos años, compensando miles de toneladas de CO2.

Se sabe que cuando Henry Ford produjo en masa el Modelo T, lo diseñó para funcionar con bioetanol. Ford era un hombre de biocombustible.

Ford previó un futuro en el cual la tierra fue cultivada para cultivar las cosechas que alimentarían a la gente y producirían el etanol, que a su vez podría ser utilizado para accionar las máquinas que cultivaban la tierra. Así funciona hoy en Brasil y en otros países.

Henry Ford tenía la idea de crear una economía circular, algo de lo que todos hablan en estos días, pero no se ponen de acuerdo. Un ejemplo, con el maíz se puede crear un bioetanol, pero el gobierno tiene miedo que el precio se dispare, y no haya suficiente para la producción de comestibles.

La industria del whisky ha existido por cientos y cientos de años, y el proceso de producirlo sigue siendo sencillo. El whisky de malta puro se elabora a partir de tres ingredientes: cebada, agua y levadura.

Las semillas de cebada primero se dejan germinar para liberar azúcares. La destilería agrega entonces agua caliente para extraer los azúcares, especialmente la glucosa. Finalmente agrega levadura que convierte la glucosa en etanol. Y ahí tenemos combustible para el automóvil !

En este punto, las destilerías se dejan con un producto similar a la cerveza, y para convertirlo en whisky, se destila en un alambique de cobre y se deja anejar.

Sin embargo, sólo el 10% de la producción de las destilerías es el whisky, ya que el 90 por ciento restante es basura, como la cerveza contaminada con cobre llamada cerveza de barro y cebada que ha sido malograda por azúcares conocidos como draff.

En la actualidad, gran parte de estos desechos se vierten al mar, donde las fuertes corrientes lo transportan a otros lugares, o se utiliza como un diluyente para la alimentación del ganado, pero hay mucho más que la cerveza y la cerveza puede utilizarse para  y en particular para los automovilistas.

Celtic Renewables utiliza el viejo proceso de fermentación Weizmann ABE con un toque moderno y algunas patentes inteligentes para crear biobutanol.

El draff y la pot ale se tratan con calor y ácido y se fermentan para crear un caldo. Durante la fermentación, las bacterias convierten el caldo en butanol, acetona y etanol.

Aunque el etanol ha sido un biocombustible certificado durante años, fue sólo en 2009, después de años y millones de kilómetros de pruebas, que el Reino Unido Renewable Transportation Fuel Obligation, reconocieron el butanol como un biocombustible.

El contenido de energía del biobutanol es más cercano a de la gasolina comparada con el bioetanol, significando que un auto puede funcionar en él sin la necesidad de un diverso motor.

Con un mejor contenido de energía que el etanol, también se puede utilizar en concentraciones de mezcla superior sin dañar el motor.

Una mezcla de 16 por ciento de biobutanol en su tanque ofrece a los automovilistas la misma economía de combustible que una mezcla de 10 por ciento de bioetanol, pero con el doble de la energía de fuentes renovables y el doble de beneficios de gases de efecto invernadero.

Al elegir mezclar el biobutanol con los combustibles existentes, no hay necesidad de invertir en una nueva infraestructura y estaría disponible en todas las estaciones de combustible.

Para el año 2018, Celtic Renewables espera tener la planta de biobutanol en funcionamiento y el primer objetivo es la producción de un millón de litros del combustible.  .

Puede ser desconcertante cuando la gente dice que necesitamos un sustituto del petróleo, y los países cierran sus ojos ante estos nuevos procesos. Por qué no se puede tener una combinación de fuentes, como la energía eólica, la energía solar y el biobutanol de las destilerías de whisky?

Se sabe que hay interés de países como Japón, y cualquier país con destilerías es capaz de convertir sus residuos en combustible futuro.

Otros combustibles alternativos:

Café

Un equipo de científicos de la Universidad de Nevada ha sido capaz de extraer el aceite de los granos de café desechados, que podría convertirse en un biodiesel.

Aceite vegetal

Uno de los primeros motores diésel funcionó con aceite de cacahuete, y desde entonces, el aceite vegetal ha sido considerado una opción viable. Muchos conductores han conducido a través de países en el aceite vegetal para demostrar su punto.

Basura

El científico alemán Dr. Christian Koch creó una planta prototipo que convierte en basura y desechos, y cualquier cosa con hidrocarburos en biodiesel.

Hay plantas en México, Brasil y Canadá que convierten los desechos en biodiesel.

Tambien puedes ver

Ford

Ford patentó un sistema que pudiera acelerar la llegada de los vehículos autónomos

En mayo del 2014, Google mostró al mundo un prototipo de lo que pudiera ser …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by honkatech.com