Home / NOTICIAS / EPA y CAFE buscan la eficiencia del mercado automotriz, dándole un oscuro panorama energético a Donald Trump

EPA y CAFE buscan la eficiencia del mercado automotriz, dándole un oscuro panorama energético a Donald Trump

La reacción inicial del pueblo ante las elecciones ganadas por Donald Trump, no es muy distinta de la que siguió a las elecciones de Ronald Reagan y George W. Bush. Muchos de los liberales estarán descontentos con su éxito electoral de Trump, pero las consecuencias del predicho apocalipsis están más que lejana.

A pesar de todo lo dicho durante su campana, no se espera que Donald Trump, se demuestre tan desmesurado como su postura pre-electoral, particularmente ante las realidades que deberá afrontar

Este cambio brusco de políticas tiene una larga historia en la política estadounidense. Las advertencias de los misiles de Kennedy desaparecieron después de las elecciones, ya que la inteligencia mostró que era ilusoria. La promesa de Carter de retirar tropas estadounidenses de Corea fue abandonada cuando se dio cuenta de las dificultades que esto crearía, y Obama encontró que cerrar Guantánamo era mucho más difícil de lo que el presidente creía.

energy

Aunque Donald Trump podría no ir tan lejos al romper sus promesas de campaña ante los votantes, y aunque algunas digan que mintió, probablemente hará sólo esfuerzos simbólicos para cumplir sus promesas más extremas.

Cuatro años en y nueve años para ir, y parece que la Agencia de Protección Ambiental (EPA) no es probable que se doble mucho en su Estándar Corporativo de Economía de Combustible Media (CAFE).

Tenga en cuenta que los 54,5 mpg de los estándares que quiere CAFE están realmente más cerca de un promedio real de alrededor de 40 millas por galón, señalando que debe haber una reducción del 80 por ciento en las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050 con el fin de evitar potencialmente el calentamiento global permanente. Por eso el estándar CAFE debe ser mantenido.

Lo que está haciendo más difícil para los fabricantes de automóviles cumplir con esos objetivos y la razón por la que la industria quiere abandonarlo, es la mezcla de productos de las ventas en Estados Unidos.

Específicamente, la división de camiones y autos que es de aproximadamente 70/30 hoy en día, en comparación con una división de 50/50 en 2012, cuando la EPA estableció la meta CAFE actual, y los precios del gas han caído desde entonces.

La buena noticia es que alrededor de uno de cada cinco vehículos nuevos cumplen los estándares de 2020, por lo que algunos fabricantes de automóviles están por delante del juego.

Pero con las promesas de Donald Trump de volver a traer los fabricantes de pequeños vehículos al país, se hará muy difícil cumplir con los objetivos de CAFE, por lo que los analistas piensan que eso solo quedara en promesas

Otra promesa, como la restauración de puestos de trabajo de carbón. Al igual que muchos candidatos anteriores, una vez en el cargo, la realidad se establecerá y el hecho de que el presidente no determina los mercados de energía se hará muy claro y evidente que esto quedara en promesas

Pero y para no quedar mal ante sus seguidores, lo más probable es que trabaje con el personal para brindar algún tipo de ayuda, como el reciclaje laboral, como más dinero para los colegios comunitarios y los trabajos de infraestructura de las empobrecidas áreas

Cuando adopte una postura más presidencial, ya podría calmar a los socios comerciales y aliados, para estabilizar los mercados de valores y evitar una recesión

Mientras que los precios del petróleo y el gas son más importantes para esa industria, la aceleración de la construcción de tuberías ayudaría, pero los muchos desafíos políticos y legales tendrán que enfrentan los constructores para lograr un impacto mínimo de la postura de la Casa Blanca.

chart_fuelefficiency

Más acceso a las tierras federales haría más felices a los conservadores, pero la industria no carece de sitios de perforación, sólo carece de dinero, y el gobierno pudiera facilitarlo.

El anuncio de China de un aumento del 19% en la capacidad de carbón en los próximos cinco años demuestra lo poco comprometidos que están los muchos firmantes del Tratado de París.

China es el mayor productor de automóviles del mundo, y la polución en sus ciudades ha alcanzado niveles alarmantes, sin ninguna solución en el horizonte.

Quizás y como presidente, Trump tratará de reducir el apoyo federal a las energías renovables, pero eso causaría la pérdida de muchos puestos de trabajo y el congreso ya ha extendido el Crédito Tributario de Producción durante cinco años, por lo que no está claro que hará.

Una posible huelga del sector automotriz, significaría una demanda de energía más débil y bajarían los precios del petróleo hasta tanto como $ 10 por barril.

Pero también podría significar que la OPEP se unirá más en torno a un recorte de la producción, lo que daría soporte a precios cercanos al nivel actual.

El problema energético es uno de los mayores problemas que enfrentara el nuevo presidente, las energías renovables, los vehículos eléctricos, los híbridos y los enchufables, serán el futuro, pero la energía debe de estar listo para ello.

Un ejemplo: Si en Los Ángeles la mitad de los vehículos fueran eléctricos, el sistema colapsaría, y la ciudad tendría constantes apagones. Pero si no se arregla el problema, el calentamiento global se estaría acercando a niveles críticos, y ya no habría como solucionarlo.

Tambien puedes ver

El Mustang GT del 2018 calzará neumáticos especiales Michelin Pilot Sport 4S de alto rendimiento

por Enrique Kogan – Twitter @purosautosus Los fanáticos del Mustang están de parabienes, ya que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by honkatech.com