Home / NOTICIAS / De Malasia a Alemania, 20.000 kilómetros en un viaje con sus “Volkswagen de culto”

De Malasia a Alemania, 20.000 kilómetros en un viaje con sus “Volkswagen de culto”

Fue el viaje Volkswagen de sus vidas. Tres meses, dos continentes, 20.000 kilómetros y un destino, la planta de ensamblaje de los vehículos comerciales de Volkswagen en Hannover.

A principios de marzo, cinco fanáticos de culto de Volkswagen, abandonaron su patria en Malasia en tres Bullis (como ellos llaman a sus Volskwagen Kombi) y un VW Beetle.

Al llegar a Hannover fueron recibidos calurosamente en el lugar de producción e incluso permitieron traer sus vehículos antiguos a las salas de la fábrica donde observaron la producción del último modelo de la Serie T.

Malaysia_01

Cliften Nathaniel, Terence Moses, Stephen Pang, Monica Xavier y Udhaya Kumar habían llegado a su destino.

Orgullosamente han conducido lo que llaman “Sus vehículos de culto”, al lugar de producción donde se les da una cálida bienvenida por el jefe de la planta, Friedrich Mattiszik.

“Sabemos que tenemos fans de los Kombi en todo el mundo. Pero verlos viajar hacia nosotros desde una distancia tan grande en sus antiguos vehículos, fue algo que nunca hemos experimentado antes”, dijo Mattiszik.

“Es un honor para nosotros mostrar nuestra planta a estos aficionados que recorrieron medio mundo. Este es, por así decirlo, el lugar de nacimiento de la gran mayoría de los vehículos de la serie T”, agrego Mattiszik.

“Este es un sueño hecho realidad para nosotros. Siempre quisimos ir al lugar donde se construyeron los Bullis”, dijo Stephen Pang.

“Ahora no sólo sabemos cómo conducir vehículos de calidad, sino también donde se originó en las generaciones de vehículos. Es impresionante cómo perfectamente los seres humanos y los robots trabajan juntos y lo grande que es la fábrica”, agrego Pang.

Su ruta con los Volkswagen (dos desde el año modelo 1967, uno desde 1978) pasó por Tailandia, Laos, China, Rusia y Europa.

“Los bullis, son simplemente indestructibles y cuando necesitan reparación, por lo general podemos manejarlos nosotros mismos”, dijo Terence Moses.

Para asegurar esto era posible, tenían neumáticos, piezas de repuesto y juegos de herramientas amarrados a sus carriles de techo completamente cargado, junto con un sinnúmero de piezas de equipaje.

Otro punto destacado para los propietarios de estos Volkswagen de culto de Malasia, fue su visita de fin de semana a la reunión de la vendimia de Volkswagen en Hessisch-Oldendorf (Baja Sajonia).

Alrededor de 45.000 aficionados asistieron a este evento para admirar 900 vehículos de 28 países, incluyendo los de Malasia.

Para los aficionados, es evidente que los viejos Volkswagens de culto, son mucho más que autos, son obras de arte y amor, y una expresión de un estilo de vida entero.

Después de su parada en Baja Sajonia, el grupo tomo la carretera una vez más para visitar países como Bélgica, Francia y Escandinavia como parte de su misión.

Ellos han estado visitando orfanatos en varios países y participan en una serie de eventos benéficos para su campaña # Live2drive.

Después de recorrer un total de 50.000 kilómetros (más de 31.000 millas), el viaje con sus antiguos vehículos terminara en Malasia, pero es seguro que no será su ultimo viaje.

Tambien puedes ver

McLaren

McLaren confirma la fabricación de un nuevo súper auto

El fabricante británico de súper autos, McLaren, ha confirmado que el próximo modelo que se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by honkatech.com