El Consejo de Dirección de Porsche AG ha dado luz verde al desarrollo de un prototipo LMDh

Tras una larga fase de evaluación, Porsche Motorsport ha recibido la orden de crear un vehículo basado en el futuro reglamento.

Desde 2023, los coches LMDh constituirán la nueva categoría superior del Campeonato del Mundo de Resistencia FIA (WEC) y del Campeonato IMSA WeatherTech SportsCar. Ambas competiciones son de una gran importancia para el fabricante de deportivos de Stuttgart.

Porsche quedó muy satisfecha cuando los organizadores de los certámenes ACO/WEC e IMSA anunciaron conjuntamente la puesta en marcha de una nueva categoría de prototipos híbridos.

Estos coches de competición, que pesarán unos 1.000 kilogramos, estarán propulsados por un sistema híbrido con una potencia de 680 CV (500 kW).

“La nueva categoría LMDh nos permitirá luchar por victorias absolutas con un sistema híbrido en las clásicas pruebas de Le Mans, Daytona y Sebring, sin un desembolso excesivo.

El proyecto es extremadamente atractivo para Porsche. Las carreras de resistencia son parte del ADN de nuestra marca”, explica Oliver Blume, Presidente del Consejo de Dirección de Porsche AG.

Por primera vez en más de 20 años, será posible luchar por victorias absolutas con vehículos idénticos en las carreras de resistencia de todo el mundo. Además, la nueva categoría LMDh pretende lograr una elevada eficiencia con unos costes contenidos.

Estos coches estarán basados en chasis de LMP2 actualizados y las especificaciones del sistema híbrido, incluido el control electrónico, serán iguales para todos.

Habrá disponibles chasis de cuatro constructores diferentes. Cada marca puede escoger el concepto del motor de combustión y el diseño de la carrocería, dentro del marco reglamentario.

Michael Steiner, miembro del Consejo de Dirección de Porsche AG como responsable de Investigación y Desarrollo, añade:

“A medio plazo, Porsche se centra en tres conceptos diferentes de propulsión: vehículos totalmente eléctricos, híbridos enchufables eficientes y motores de combustión vibrantes.

Queremos plasmar esta trilogía tanto en el desarrollo de nuestros coches de carretera vanguardistas como en el deporte del motor.

Utilizamos la propulsión cien por cien eléctrica para competir en el Campeonato del Mundo de Fórmula E, como parte de nuestro compromiso de trabajo, y los motores de combustión altamente eficientes y apasionantes para las carreras de GT. Ahora, la categoría LMDh cierra la brecha para nosotros.

Allí, los potentes motores híbridos, como los que se montan en muchos de los modelos de nuestra marca, se enfrentarán entre sí. Si el reglamento permitiera el uso de combustibles sintéticos, sería un incentivo aún mayor para mí en términos de sostenibilidad”.

“Me gustaría agradecer a nuestro Consejo de Dirección la inmensa confianza que tienen en la estrategia deportiva que hemos desarrollado”, explica Fritz Enzinger, Vicepresidente de Porsche Motorsport.

“Tenemos un récord con nuestras 19 victorias absolutas en las 24 Horas de Le Mans y hemos subido al primer escalón del podio muchas veces en las principales carreras de EE. UU. Podemos continuar esta tradición con un vehículo LMDh y, al mismo tiempo, mantener unos costes razonables.

Ha habido un gran interés por parte de otros fabricantes. Espero que podamos retomar aquellos famosos enfrentamientos entre muchas marcas que vivimos en los años ochenta y noventa. Eso daría un gran impulso al automovilismo de competición”.

Los sistemas de propulsión híbridos de altas prestaciones tienen una larga y exitosa tradición en Porsche Motorsport. En 2010 y 2011, el revolucionario Porsche 911 GT3 R Hybrid estableció una nueva referencia en pruebas disputadas en Nürburgring-Nordschleife. En ese momento, no había otro vehículo con propulsión híbrida comparable.

Entre 2014 y 2017, el fabricante de deportivos de Stuttgart demostró su capacidad en el campo de los sistemas híbridos de altas prestaciones y eficiencia con el 919 Hybrid.

En el Campeonato del Mundo de Resistencia FIA (WEC), el prototipo de la categoría LMP1 logró un triplete, al ganar tres veces consecutivas las 24 Horas de Le Mans. Porsche también se aseguró los campeonatos de marcas y pilotos tres años seguidos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here